VIH

TODO LO QUE DEBES SABER

El VIH es el virus de la inmunodeficiencia humana y provoca la destrucción de los glóbulos blancos, o para entenderlo mejor, de las defensas del cuerpo humano

¿VIH o SIDA?

Hoy en día hay mucha información cruzada o mala información, sobre todo en las redes sociales. Es por eso, que antes de conocer cómo puedes contagiarte, hay que saber diferenciar entre VIH y SIDA. El VIH es el virus de la inmunodeficiencia humana y provoca la destrucción de los glóbulos blancos, o para entenderlo mejor, de las defensas del cuerpo humano. El SIDA en cambio, es el síndrome de inmunodeficiencia adquirida, y es la fase más avanzada del virus, es decir, tener VIH no significa tener SIDA.

¿COMO SE CONTAGIA?

El virus del VIH se transmite a través de fluidos corporales como el semen, flujos vaginales o anales, o a través del contacto directo con sangre infectada. Hay muchas leyendas o mitos sobre la transmisión del VIH, y cabe destacar que mediante el sudor, la saliva, lágrimas, orina o heces sin sangre, no puede transmitirse el virus, y mucho menos por caricias o abrazos.

Cuales son los riesgos de contagio para el VIH?

En el sexo Vaginal:

  • Para la mujer hay un riesgo máximo de un 0’1%.
  • Para el hombre existe un riesgo máximo de un 1%.

En sexo Anal:

  • Para el activo existe un riesgo máximo de un 1%.
  • Para el pasivo existe un riesgo máximo de un 10%.

El sexo oral no es considerado un acto de riesgo como forma de contagio por el VIH, con lo cual si has recibido o dado sexo oral, no será necesario que realices esta prueba.

SÍNTOMAS

En una fase inicial, la gran mayoría de los casos no produce síntomas, pero la aparición de síntomas tras el contacto,   pueden tardar en aparecer desde unos días hasta pasados unos años.

En caso de haber contraído el virus y éste se manifieste, la sintomatología puede ser muy variada, algunos de los más comunes son:

  • Fiebre
  • Pérdida de peso muy brusca
  • Sudoraciones nocturnas
  • Faringitis
  • Diarrea
  • Fatiga constante
  • Inflamación de glangios

La sintomatología del VIH puede ser tan profusa, que a menudo nuestros pacientes lo confunden un cuadro gripal con esta enfermedad. Es por eso, que a menudo y de forma paralela, procederemos a realizar una prueba de Gripe o Mononucleosis, según el caso, para descartar otras infecciones activas.

¿CUANDO PUEDO HACERME LA PRUEBA?

Hoy en día existen una gran variedad de pruebas y es por lo que siempre aconsejamos tener una consulta previa con nuestro doctor para así, poder valorar cual es la idónea para tu caso.

El llamado Período de Ventana es el tiempo transcurrido desde el último contacto de riesgo:

Transcurridos  10 días desde el contacto: Mediante nuestra técnica de PCR, o CARGA VIRAL, buscaremos directamente la presencia del virus o ARN. Esta prueba no busca los anitcuerpos como las técnicas convencionales, pero igualmente, y de forma paralela, nosotros siempre realizamos una prueba de anticuerpos para así, asegurarnos que en tu organismo no hay rastros ni del virus ni de los anticuerpos que lo combaten. Con un 99’3% de eficacia, hoy en día no existe ninguna técnica de detección de VIH más precoz que ésta.

Transcurridas 3 semanas del contacto: Esta prueba, también llamada de 4º Generación, lo que busca es tanto la presencia de anticuerpos del VIH como el antígeno p24. El Antígeno p24 es una de las proteínas características de la pared del virus, los niveles de ésta proteína se elevan mucho antes que la aparición de cualquiera de los anticuerpos. Esta técnica sigue usándose en la gran mayoría de centros  ya que su efectividad asciende  prácticamente un 99%.

Transcurridos 3 meses: Esta es la técnica convencional y la que más tiempo lleva usándose en la sanidad como cribado del VIH. Es muy eficaz, pero el gran inconveniente es su tiempo de espera, 3 meses. El motivo por el cual debes esperar tres meses para poder realizarte esta prueba, es que solo mide la presencia de anitcuerpos en tu organismo, y éstos son los últimos en aparecer.

TRATAMIENTO:

Es de sobras conocido que el VIH no tiene cura, pero sí que existe medicación para controlar el virus. En la actualidad, la mayoría de gente que recibe el tratamiento y mantiene su carga viral constante, lleva una vida totalmente normal y sin dificultades sanitarias. Además, cabe decir, que con tratamiento y carga viral indetectable, no se puede transmitir el virus a no ser que sus niveles  se vean incrementados en algún momento puntual.

Más información

Más información

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies