Existen más de 100 cepas conocidas de VPH, de las cuales solo 12 se clasifican como de alto riesgo, con algunos tipos relacionados con el riesgo de cáncer de cuello uterino, vagina, vulva, pene y ano, y otros relacionados con el cáncer de cabeza, cuello y cavidad oral. Según un nuevo estudio publicado en « Nature» un subtipo ( considerado de bajo riesgo) del virus del papiloma humano podría ser un elemento clave en la protección involuntaria, frente al cáncer de piel. 

«Esta es la primera evidencia de que los virus comensales podrían tener efectos beneficiosos para la salud tanto en modelos experimentales como en humanos, y resulta que este efecto beneficioso tiene que ver con la protección contra el cáncer. El papel de estos virus sobre el cuerpo humano, es inducir inmunidad que luego protege a los pacientes de los cánceres de piel», afirma Shawn Demehri, del Hospital General de Massachusetts .Demehri y demás científicos, realizaron experimentos con modelos de ratones que muestran que aquellos con sistemas inmunes intactos e inmunidad natural contra los virus del papiloma, así como ratones que tenían inmunidad adaptativa de la transferencia de células T, estaban protegidos contra el cáncer de piel cuando se exponían a la luz ultravioleta o a sustancias químicas que se sabe que son los causantes del cáncer de piel.

En los pacientes con sistemas inmunes debilitados, la pérdida de inmunidad en lugar de los efectos cancerígenos de los VPH es la razón del aumento de más de 100 veces en el riesgo de cáncer de piel, dicen los investigadores. Sus hallazgos sugieren un método novedoso para prevenir el cáncer de piel utilizando una vacuna basada en células T, las células esenciales del sistema inmunitario que identifican otras células como anormales o extrañas y las marcan para su destrucción.

«Las vacunas basadas en células T contra los VPH pueden proporcionar un enfoque innovador para aumentar esta inmunidad antiviral en la piel y ayudar a prevenir verrugas y cánceres de piel en poblaciones de alto riesgo», afirman los investigadores.

En dicho estudio se afirma que, aumentar la inmunidad natural contra la inmunidad contra el VPH puede mejorar aún más la efectividad de la inmunoterapia contra este tipo de cáncer de piel utilizando inhibidores del punto de control inmunitario, medicamentos que quitan los frenos del sistema inmunitario y le permiten reconocer y destruir células cancerosas.

También analizaron muestras de cáncer de piel humana para detectar la presencia y actividad de 25 subtipos del Virus considerados de bajo riesgo conocidos y descubrieron que la actividad y la carga viral se redujeron significativamente en los cánceres de piel en comparación con la piel normal adyacente, «lo que sugiere una fuerte selección inmune contra el virus. células malignas positivas», concluye el Doctor.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies