El investigador chino He Jiankui afirmó este lunes haber procedido a una fecundación in vitro con genes modificados que dio nacimiento a gemelas resistentes al virus del sida, un anuncio que suscitó críticas éticas por un acto considerado «peligroso» e «irresponsable«. El científico y  profesor de la universidad de Shenzhen, en el sur de China, difundió en YouTube un video anunciando el nacimiento hace unas semanas de dos gemelas cuyo ADN fue modificado para que sean resistentes al virus del sida. Precisó que el padre es seropositivo.

El investigador, formado en Stanford en Estados Unidos y que dirige un laboratorio especializado en el genoma en Shenzhen, explicó haber empleado la técnica Crispr-Cas9, llamada «tijeras genéticas», que permite quitar y reemplazar las partes no deseadas del genoma, como si una falta en un ordenador se tratara.

Los bebes, llamados «Lula» y «Nana», nacieron por fecundación in vitro de un embrión modificado antes de ser implantado en el útero de la madre. Justo después de inyectar el esperma del marido en el óvulo, un embriólogo inyectó una proteína Crispr-Cas9 encargada de modificar un gen para proteger a las niñas de una futura infección de VIH. Para lograr su objetivo, afirma haber “desactivado” el gen CCR5, que forma una proteína que permite que el VIH entre en una célula y que en la práctica supone una mejora del ADN.  Este autoproclamado suceso médico no ha sido aún verificado de manera independiente y los resultados del equipo chino no han sido publicados en una revista científica.

La polémica comenzó cuando publicaciones especializadas como la revista estadounidense MIT Technology Review se hicieron eco del estudio del científico He Jiankui, quien comenzó a difundir ayer videos en Youtube en los que aseguraba haber modificado los genes de unas gemelas y cuya universidad convocará a expertos internacionales para investigar este incidente, que supone una grave violación de la ética y los estándares académicos, y donde además afirman que el propio Gobierno iniciará una investigación y tomará las medidas adecuadas.

A nivel global, la revista Nature se sumó hoy también al debate y en un artículo sostiene que el anuncio ha provocado “indignación” entre la comunidad científica internacional y que, de ser cierto,“representaría un salto significativo en el uso de la modificación del genoma humano”. Nature apunta a que este tipo de herramientas solo se habían usado hasta ahora para estudiar su beneficio en la eliminación de mutaciones causantes de enfermedades, y agrega que la comunidad científica “ha estado pidiendo desde hace tiempo” la creación de directrices éticas, mucho antes de que surgiera un caso como éste.

En 2016, un grupo de científicos chinos se convirtió en pionero en utilizar en humanos, en concreto con pacientes con cáncer de pulmón, la tecnología de modificación genética CRISPR, según informó entonces la revista Nature. Sin embargo, científicos en el Reino Unido descubrieron que la tecnología de edición genética CRISPR puede causar más daños a las células de lo que se creía hasta ahora, según un estudio publicado este año por la misma revista.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies