Si no se tratan a tiempo, estas enfermedades de transmisión sexual pueden provocar inflamación en las Trompas de Falopio y en los conductos de los testículos

Aunque la gonorrea y la clamidia son Enfermedades de Transmisión Sexual (ETS) curables, cuando no se tratan a tiempo pueden avanzar hasta causar salpingitis en las mujeres (inflamación en las Trompas de Falopio) y epidimitis en los hombres (inflamación en los conductos internos de los testículos), lo que origina en ambos casos infertilidad. Asimismo,  una mujer en gestación puede ocasionar un embarazo pretérmino e infección intraamniótica (las bacterias de la vagina entran en el útero e infectan los tejidos que rodean al feto).

La clamidia es una de las patologías, que por ser generalmente asintomática, para detectarse los ginecólogos recurren al tamizaje (mediciones para establecer si el paciente está infectado).Son enfermedades totalmente curables. Si se encuentran sin ningún síntoma, para curarlas hay tratamientos que sólo implican una dosis de antibióticos. No obstante, si ya hay una inflamación pélvica severa, el paciente puede llegar hasta la hospitalización para tratar este mal con antibióticos endovenosos.

A causa de esto, está estipulado que entre los 21 y 26 años, a cada mujer, durante una visita a su ginecólogó, se le haga un examen para ver si hay indicios de gonorrea y clamidia; ambas se pueden detectar en la misma prueba vía endocervical, mucho más efectiva que buscándola en sangre .Cabe destacar que en una mujer embarazada, en su primera consulta hay que indicarle los éxamenes concretos para dichas enfermedades, puesto que, pueden infectar a la criatura.

La clamidia está reconocida por la Organización Mundial de la Salud, como la principal causa de infertilidad prevenible. En el caso de la mujer, en estado avanzado, puede presentar síntomas variados, si la afección logró ocasionar inflamación: suele dar fiebre, dolor en la pelvis y durante las relaciones sexuales, cuyos síntomas pueden ir acompañados con flujo vaginal con mal olor.

Hay una asociación importante entre clamidia y el Virus de Papiloma Humano (VPH). Según varios estudios, la infección por clamidia es más prevalente en las pacientes con infección por VPH, y parece que puede influir en la progresión de las lesiones epiteliales producidas por el VPH, relacionándose así de forma indirecta con el Cáncer de Cuello Uterino (CCU).

 

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies