Los resultados de un nuevo análisis, publicado a finales del pasado año en la revista, han confirmado la elevada incidencia de infecciones de transmisión sexual registrada en estudios sobre profilaxis preexposición frente al VIH (PrEP) entre los colectivos de personas gais, bisexuales y otros hombres que tienen sexo con hombres, concentran más de la mitad de los nuevos diagnósticos de infección por el VIH, por lo que la implementación de los programas de profilaxis preexposición frente al VIH, junto con el resto de estrategias preventivas, puede ser crucial para reducir la transmisión del VIH entre estas personas. A pesar de esto, diferentes estudios han relacionado el uso de la PrEP con un aumento de las tasas de ITS entre sus usuarios.

Un equipo de investigadores del instituto de Salud de Berlín quiso evaluar a través de un metaanálisis las tasas de ITS a lo largo de los diferentes estudios de PrEP y estudios de implementación. Entre todos los estudios sumaron un total de 11.918 hombres gais, bisexuales y otros HSH.

De las infecciones bacterianas más comunes (sífilis, gonorrea y clamidia), la sífilis es la única en que el aumento de su cribado tiene el menor impacto en el número de diagnósticos. Esto se debe a que su detección puede realizarse a través de un análisis de sangre y, por tanto, se lleva tiempo realizando de manera más consistente. Sin embargo, para detectar la gonorrea y la clamidia es necesario realizar un frotis rectal y/o de garganta y se realizan de manera menos consistente, al menos en algunos países. La gonorrea y la clamidia también se clasificaron por localización en el cuerpo. En los análisis más rigurosos el 4% presentó gonorrea uretral y el 9% clamidia uretral. Las infecciones rectales fueron más comunes con tasas del 17% y 33%, respectivamente. En los cinco estudios que informaron sobre el virus de la Hepatitis C, también se observaron datos que demuestran una tasa más elevada en comparación al resto de la población de a pie.

Una de las razones que explica que las tasas de ITS fueran más altas en los ensayos más robustos se debe a que las tasas de ITS tendieron a ser más altas en los estudios de cohorte y en los programas de implementación en comparación a los estudios aleatorios donde los participantes no necesariamente sabían si estaban o no recibiendo PrEP.

Los resultados del presente estudio ponen de manifiesto, pese a la heterogeneidad de algunos resultados, las elevadas tasas de ITS entre los hombres gais, bisexuales y otros HSH que utilizan la PrEP. Sin embargo, continúa sin estar claro que si esto es debido a una compensación del riesgo (se deja de utilizar el preservativo al sentirse protegido del VIH por la medicación antirretroviral) o a un aumento de las pruebas de detección de ITS durante el seguimiento periódico de los programas de PrEP.

Los autores de este estudio señalan que las ITS se concentran en subgrupos que se encuentran particularmente en riesgo como aquellos que tienen relaciones sexuales sin protección con parejas ocasionales. Asimismo, también subrayan que la PrEP no solo reduce la incidencia del VIH sino que también disminuye la tasa de ITS al incluir su cribado regular y tratamiento precoz de las mismas.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies