La profilaxis preexposición frente al VIH (PrEP) basada en la administración oral de antrirretrovirales  de prevención ( tenofovir DF/emtricitabina) que, aunque autorizada en la Unión Europea desde 2016, su uso todavía no está regulado en España. En 2017, el Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social puso en marcha, en colaboración con algunas Comunidades Autónomas, un estudio para evaluar la factibilidad y fiabilidad de la implementación de la PrEP. Los resultados de las primeras 24 semanas de este estudio revelan que no se ha registrado ningún caso de infección por el VIH. 

La investigación se puso en marcha en noviembre de 2017 en Barcelona y San Sebastián , y 8 meses más tarde se le unió Valencia. El estudio cuenta con unos 400 participantes (hombres gais, bisexuales, otros hombres que tienes sexo con hombres y mujeres trans) repartidos en distintos puntos de dichas ciudades: Centro de ITS en coordinación con el Hospital de Donostia, BCN Checkpoint (un centro comunitario en coordinación con el Hospital Germans Trias i Pujol de Badalona), Unidad de ITS Drassanes (en coordinación con el Hospital Vall d’Hebron) y el Hospital General de Valencia.

Los resultados muestran que no se registró ningún caso de primoinfección por VIH en esas primeras 24 semanas del estudio . Una de las personas inscritas fue diagnosticada en la visita basal lo que da aún más importancia al cribado del VIH y otras ITS, antes de iniciar el estudio. Del mismo modo, el grado de adherencia reportado fue muy elevado y constante: 93,7% a la semana 4 y 94,4% a la semana 24.Paralelamente, se observó un incremento en las tasas de gonorrea (8,6% al inicio y 10,4% a la semana 24) y de sífilis (niveles basales de 3,3%, frente a 5,6% a la semana 24), pero un descenso en las tasas de clamidia (de 7,1% a 5,9%). No obstante, estos cambios no fueron estadísticamente significativos.

Entre otros datos significativos, también se observó un descenso del uso del preservativo entre los usuarios respecto a la visita inicial. De este modo un 5,2% afirmó no usarlos nunca frente a los casi dos tercios (65,4%) que declaraban utilizarlos de forma habitual o prácticamente siempre. A la semana 24, solo el 37,9% afirmó utilizarlos de forma habitual o siempre y algo más de la cuarta parte (25,8%) declaró no usarlos nunca.Por otro lado, uno de los resultados más inesperados de este estudio fue el descenso en el consumo de sustancias y también en el policonsumo, dato significativo frente al tan popular «Chemsex»No queda muy claro el motivo que subyace este hallazgo, aunque en el debate posterior apuntó que podría deberse a un menor grado de angustia por el VIH de los participantes, gracias a la protección ofrecida por la PrEP.

En la misma sesión del congreso, se presentaron los resultados del BCN PrEP-Point, en el que se están llevando a cabo varios estudios sobre la PrEP, así como el seguimiento de personas que toman PrEP de forma informal. En el congreso se presentaron los datos procedentes de 862 personas en PrEP atendidas: 493 a través de la participación en 3 estudios  y 369 personas que toman la PrEP de manera informal. Tomados en su conjuntos los datos de todas estas personas supone un total de 783 personas al año de  y el análisis muestra que el uso de la PrEP logró un descenso del 76,5% en el número de infecciones por el VIH ya que se produjeron solo 4 casos de infección frente a los 17 casos que habría cabido esperar en ese número de personas durante ese periodo de tiempo.

 

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies