Los resultados del estudio, conocido bajo el nombre de PROMISE fueron presentados en la Conferencia Internacional del Sida (AIDS 2018), celebrada el pasado verano en Ámsterdam. Un amplio estudio internacional sobre la efectividad del tratamiento antiretroviral para prevenir la transmisión vertical (madre-hijo) del VIH ha hallado dos posibles casos de transmisión del VIH cuando la mujer se encontraba en estado teórico de supresión virológica ,con varias pruebas de carga viral cuyo resultado fue indetectable durante el período durante el que tuvo lugar la transmisión. Estos resultados ponen en duda que concepto “indetectable es igual a intransmisible” en cuanto a la lactancia materna.

Un equipo internacional de investigadores sugirió que se estudiara si era posible o no que una madre con el VIH y carga viral indetectable pudiera transmitir el VIH a su hijo durante la lactancia, dada la incertidumbre y la falta de estudios concluyentes a este respecto. El estudio PROMISE se llevó a cabo en 14 países y contó con la participación de mujeres con niveles de CD4 superiores a 350 células/mm3, que fueron incluidas en el estudio en tres posibles momentos: antes de dar a luz, durante el periodo de lactancia y tras interrumpir la lactancia. La carga viral de la madre se midió en el momento de la inclusión y a las semanas 6, 14, 26 y 50 después del parto. Se tomaron muestras de los recién nacidos en el momento de la inclusión, a las 6 semanas y des de ese momento cada cuatro semanas para detectar una posible infección por el VIH mediante carga viral.

Siete bebés del grupo con tratamiento antirretroviral materno y siete del grupo con profilaxis del recién nacido se infectaron durante el estudioDos de ellos fueron diagnosticados en un momento en el cual sus madres tenían analíticas recientes o muy recientes con resultado de carga viral indetectable.

Existen varias posibles explicaciones para algunos de estos casos . Una de ellas es que, a pesar de tener carga viral indetectable en sangre, el VIH aún puede estar presente en la leche materna a través de células sanguíneas que pasan a la leche y pueden estar infectadas por el VIH. Dado el gran volumen de leche consumido por el lactante a lo largo de la fase de lactancia materna, dicho riesgo de transmisión podría finalmente ser más elevado de lo que se creía.Otra posibilidad sería el contagio del bebé en algún punto de la lactancia donde la madre pasó de tener la carga indetectable a detectable, y regresar otra vez a ser indetectable

En todo caso, estos resultados aún generan más incertidumbre en el contexto de la lactancia materna de mujeres con el VIH. Lo que sí parece claro es que cada vez es más difícil defender que “indetectable es igual a intransmisible”  es un mensaje aplicable al ámbito de la lactancia materna.

Técnico de Laboratorio de diagnóstico Clínico y Gerente del Centro, especialista en el campo de las Enfermedades de Transmisión Sexual por más de 6 años. Otorgado en 2018 el Premio a la Excelencia Laboral en el campo de la medicina por su labor al cargo de la clínica.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
WhatsApp chat