CLAMIDIA

TODO LO QUE DEBES SABER

La Clamidia es una enfermedad de transmisión sexual provocada por una bacteria llamada Chlamydia trachomatis que se estima afecta a más de 100 millones de personas cada año.

¿QUÉ ES?


La Clamidia es una enfermedad de transmisión sexual provocada por una bacteria llamada Chlamydia trachomatis que se estima afecta a más de 100 millones de personas cada año.
La transmisión de C. trachomatis, generalmente se lleva a cabo por contacto directo de la mucosa entre dos individuos durante las relaciones sexuales (vaginal, anal u oral) o de madre a feto. Es difícil de estimar el riesgo de transmisión sexual.

La probabilidad de que te hayas contagiado con Clamidia tras un solo contacto es de tan solo un 10%, pero en caso de haber mantenido relaciones sexuales en más de una ocasión, el porcentaje asciende a un 55%.

SÍNTOMAS

Los síntomas de la Clamidia muchas veces pueden confundirse con otras ETS, como la Gonorrea o Mycoplasma.

En mujeres, más del 70% de los casos suelen ser asintomáticos, pero en caso de aparecer algún síntoma, estos pueden ser:

  • Cervicitis mucopurulenta
  • Uretritis
  • Disuria
  • Secreción vaginal alterada
  • Hemorragia intermenstrual.

Hay que tener en cuenta que la Clamidia puede causar ciertas complicaciones en la mujer como el Dolor Pélvico Crónico o incluso la Infertilidad ( el 20% de casos de infertilidad diagnosticados en España en la mujer es provocado por Clamidia)

En hombres en cambio, hasta un 50% de los casos son asintomáticos, pero una vez aparecen suelen ser:

  • Uretritis
  • Disuria
  • Secreción uretral
  • Dolor testicular

Tanto en faringe como en ano el porcentaje de casos sin síntomas suele ser mayor, pero en ocasiones pueden observarse casos en los que hay descarga de la mucosa anal, inflamación del recto y en muy rara ocasión una faringitis.

Los síntomas, en caso de que aparezcan, no siempre son de forma inmediata, por lo que si estás pensando en realizarte una prueba sin tener ningún tipo de síntoma, deberás esperar hasta 2 semanas tras el posible contacto de riesgo, es el llamado período de ventana. En la actualidad existen técnicas como la PCR, que gracias a su alta sensibilidad, pueden detectar cualquier resto de bacteria incluso a las 48-72h tras el contacto de riesgo, pero, en caso tener un resultado negativo, nunca podrá considerarse como definitivo y por lo tanto, siempre deberá repetirse la prueba una vez transcurrido el período de ventana, tal y como establecen las guías internacionales.

Por lo tanto, si has tenido una relación de riesgo o sin protección, siempre será recomendable que te realices una revisión de ETS tanto en la garganta, como en la uretra y recto. Hay que recordar que una infección por Clamidia puede poner en peligro tu salud, ya que es una de las principales causas de infertilidad en el mundo.

 

QUE FIABILIDAD TIENEN NUESTRAS PRUEBAS?

Muestra genital: La prueba en orina ( en hombres) o una muestra vaginal (en mujeres) la detección es del 99%.
Muestras de la garganta: Las muestras en faringe alcanza una detección alrededor del 90%.
Muestras rectales: Las muestras rectales tienen una detección muy similar a las muestras tomadas de la faringe, es decir, del 90%.

TRATAMIENTO

Como cualquier enfermedad bacteriana, la Clamidia tiene cura, la aplicación de un antibiótico junto con algunas medidas antiinflamatorias bastará para erradicar la bacteria de nuestro cuerpo. En todo caso, siempre recomendamos volver a realizar la prueba para comprobar que realmente estás curado.

Más información

Más información

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies