Científicos de HIVACAR y bajo financiación europea, lideran el desarollo de una vacuna terapéutica frente al VIH que permita alcanzar una cura funcional de la infección. Los autores prevén que pronto se pondrá en marcha un ensayo clínico en humanos en el cual se administrará una combinación inmunoterapéutica consistente en una vacuna terapéutica, un anticuerpo ampliamente neutralizante (para bloquear el punto de unión del VIH con sus células diana) y romidepsina (un fármaco para revertir la latencia de los reservorios celulares del virus). Gracias al uso de técnicas de ingeniería genética para desarrollar inmunógenos capaces de provocar una respuesta inmunitaria frente al VIH-1, el equipo de investigadores recurrió a una técnica de desarrollo de fármacos basada en simulaciones por ordenador, gracias a lo cual pudo secuenciar el VIH-1 de cuatro pacientes. A partir de esos datos elaboraron cuatro vacunas personalizadas que, inicialmente, se probaron en animales.

La eficacia de la terapia combinada ha ido mejorando a lo largo de estos años y ha demostrado ser una poderosa herramienta para controlar la enfermedad y aumentar la calidad y esperanza de vida de las personas con el VIH. A pesar de todo, es una medicación costosa y requiere que las personas se la tomen de forma constante de por vida.

A diferencia de las vacunas preventivas , las vacunas terapéuticas se administrarían a personas que ya están infectadas para estimular una respuesta inmunitaria frente al virus que ayude a curar o, al menos, a controlar la infección .

Actualmente, se cree poco probable que las vacunas terapéuticas consigan eliminar el virus del organismo (es decir, que supongan una cura esterilizante), sin embargo esto permitiría que las personas con VIH mantuvieran una carga viral controlada (con los beneficios que eso entraña para su salud y la de terceras personas) sin tener que tomar un cóctel diario de antirretrovirales.

Tras los exitosos ensayos, el proyecto de seguimiento HIVACAR está previsto que empiece a probar la vacuna en 56 personas con el VIH en cinco hospitales de cuatro países europeos. Está planeada la administración de vacunas terapéuticas personalizadas según el perfil de la persona, acompañadas por el anticuerpo 10-1074 (un potente anticuerpo para neutralizar la unión del virus a las células) y con romidepsina, un fármaco para revertir la latencia celular (con el fin de sacar el VIH de sus reservorios).

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies