El Consejo de Gobierno ha llegado a un acuerdo hoy mismo para destinar más de 10 millones de euros para la adquisición de vacunas frente a la hepatitis B en niños, hepatitis A tanto para adultos como para menores y para el virus del papiloma humano (VPH). Autorizando la celebración de varios contratos derivados del acuerdo con el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad referente al suministro de vacunas de calendario para el último trimestre de 2019 y los años 2020 y 2021.

En total se suministrarán 378.400 dosis con una inversión total a lo largo de tres años de 10.437.269 euros para cumplir las indicaciones del calendario de vacunas, tanto en niños como en adultos. Las partidas adjudicadas son de 72.800 euros para 14.300 dosis para la hepatitis B en niños, 4.844.990 euros para hepatitis A (con un total de 182.100 dosis) y 5.519.404 euros para 182.000 dosis para el VPH.

La vacunación es una medida preventiva de actuación de Salud Pública sobre la población que tiene como objetivo controlar e incluso eliminar, o al menos intentarlo, determinadas enfermedades transmisibles. En este aspecto, la Comunidad de Madrid adquiere las dosis necesarias para vacunar de forma rutinaria a todas las personas incluidas en los grupos de poblacionales definidos en los calendarios así como a aquellos colectivos de personas incluidas en grupos de riesgo.

La prevención de la transmisión de la hepatitis B se realiza a través de la vacunación sistemática incluida en el calendario infantil o vacunando a los adultos que no han recibido dosis previamente. Asimismo se recomienda adoptar medidas higiénicas para evitar el contacto con sangre o fluidos corporales de la persona que padece la infección.

La hepatitis A es una inflamación del hígado causada por la infección del virus. No existe por el momento un tratamiento específico, por lo que la vacunación es la principal medida preventiva al igual que la adopción de medidas higiénicas. Estas vacunas van dirigidas principalmente a personas que hayan estado en contacto con pacientes infectados por esta enfermedad, y para inmunización en caso de algunos viajes internacionales a lugares de riesgo.

Por último, el virus del papiloma humano causa una de las infecciones de transmisión sexual más frecuentes. Aproximadamente, el 70% de los casos de cáncer de cuello uterino en el mundo son producidos por dos tipos del VPH de alto riesgo, lo de tipo 16 o 18, ambos incluidos en la vacuna. La vacuna es más efectiva antes del comienzo de las relaciones sexuales, razón por la que los expertos aconsejan su administración en edades tempranas, siendo muy importante completar la pauta de dos dosis.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies